Julia conoció, vivió y creció en la RCC en España en la década del 90.  Unos años después, en Argentina, fue coordinadora de la Renovación Carismática de Buenos Aires.

Paralelamente fue también una importante colaboradora de la Pastoral Social  Arquidiocesana y así fue estrechando vínculos pastorales con el entonces arzobispo Bergoglio.

Durante su tiempo de liderazgo en Buenos Aires, animó una RCC integrada a la Iglesia, abierta a la diversidad de expresiones e impulsó importantes iniciativas ecuménicas.

Afincada en Roma desde 2014, colaboró con la oficina de la Fraternidad Fraternidad Católica de Comunidades y Asociaciones Carismáticas de Alianza y  con el equipo de trabajo que organizó el jubileo de oro de la RCC.

Fue convocada por el Papa Francisco a integrar el equipo que tuvo a su cargo la conformación de un nuevo y único servicio para toda la corriente de gracia en el mundo que finalmente se puso en marcha en 2019, con el nombre de CHARIS.

Julia es una persona que ama la Iglesia, de convicciones firmes y apasionada por cumplirle a Jesús su deseo de que seamos uno, para que el mundo crea.

Todas estas características suyas fueron necesarias y determinantes para que hoy CHARIS, exista.

En sus años de estancia en Roma trabajó incansablemente en la oficina de San Calisto hasta el mes pasado.

En línea con esa misma sabiduría y clarividencia, que fuimos describiendo, ha decidido retornar a su familia en Buenos Aires.

Sin embargo, seguirá colaborando con nosotros desde su ciudad en todo lo que requiramos. Contar con eso, es muy significativo para CHARIS y la corriente de gracia en el mundo.

Gracias Julia! 

Pino Scafuro

Moderator de CHARIS

 

____________________________

 

Queridos Amigos

Vuelvo a casa, dejo Roma y vuelvo a vivir con mis hijos y con mis nietos, a quienes apenas conozco.

No ha sido fácil para mí tomar esta decisión. Lo hice porque he sentido fuertemente en mi corazón que, transitando mis 80 años, (ni yo me lo creo!), los años que me restan los quiero pasar conociendo a mis nietos y compartiendo la vida con ellos y con mis hijos…Es vida nueva para mí y un nuevo desafío que me llena de entusiasmo!

Llegué una mañana del pasado agosto a Buenos Aires y Agustín, mi nieto de 3 años, se negó a que le diera un beso Enel aeropuerto porque no me reconoció! Por la tarde mi nieta me entregó el dibujo que había hecho para mí: “Abuela Julia, gracias por volver! Sos una abuela muy fuerte!” Y me dibujó con una pesa en cada mano y ella a mi lado…

El Señor habla también a través de los niños…

Lloré mucho, pero tomar una decisión significa hacerse responsable de las consecuencias. Volver a casa es dejar Roma, y lo hago con mucho dolor. Han sido 7 años y medio de gracia! Servir en la preparación y puesta en marcha de CHARIS, ha sido un privilegio que nunca olvida ni dejaré de agradecer!

Algunos me han hecho preguntas, la única respuesta que tengo es que creo que todos somos necesarios pero nadie es indispensable!! Siervos inútiles somos, la obra es del Señor! A él la gloria! 

Dejo de compartir la vida diaria con personas que se han convertido en mis amigos y también en mi familia aquí. Bendito sea Dios!

La única palabra que tengo para decir es GRACIAS! Gracias Señor, gracias a todos y a cada uno de quienes me han acompañado, me han ayudado, me han enseñado, me han abrazado, han tenido paciencia conmigo, y también a quienes me han criticado, haciéndome crecer en humildad…!

No los dejo, los llevo en mi corazón y en mi oración, y me encomiendo a las suyas!!

 

Julia Torres

Noviembre del 2021

 

 

 

Messages only