El 7 de marzo, a las 8:30 de la mañana, el canónigo Wilfried Brieven regresó a la casa del Padre tras una larga enfermedad. El padre Brieven era el secretario personal del cardenal Suenens y, como tal, desempeñó un importante papel en la Renovación Carismática Católica. Esto es lo que dijo en el lanzamiento de CHARIS en Pentecostés 2019. Con el corazón lleno de gratitud por su vida, le acompañamos en la oración al pasar a la vida eterna.