El 26 de septiembre de 2020, el Servicio Nacional de Comunión de CHARIS Brasil (SNCCB) promovió un Encuentro Nacional en Línea en Brasil, dirigido a todas las expresiones de la Corriente de Gracia.

 

El encuentro tuvo como tema “El amor de Cristo nos ha unido”, y contó con la presencia de: Monseñor Mario Spaki, Obispo Referente de CHARIS en la CNBB (Conferencia Nacional de Obispos de Brasil). Alexandre Awi Mello, secretario del Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida; Jean-Luc Moens, moderador de CHARIS; Gabriela da Rocha Dias, representante de la lengua portuguesa en el Servicio Internacional de Comunión de CHARIS. Estuvieron presentes además los miembros del Servicio Nacional de Comunión de CHARIS Brasil, músicos, entre otros hermanos que guiaron los distintos momentos para sembrar amor y unidad en toda la corriente de gracia.

Momentos de oración, alabanza, predicación, testimonio, adoración e intenso derramamiento del Espíritu Santo fueron vividos por más de once mil participantes de Brasil y otros países.

Mons. Mario Spaki, destacó que “el Papa Francisco ha establecido el cuidado, el amor y el cariño por los pobres como uno de los objetivos de CHARIS“. Añadió: “Hay una dimensión personal y una dimensión comunitaria que debemos cumplir en la corriente de la gracia, abriendo nuestro corazón para acoger a los pobres no para juzgarlos, sino sobre todo para amarlos”.

La participación del moderador de CHARIS, Jean-Luc Moens, se refirió a la pregunta que el Papa Francisco hizo sobre la pandemia durante la Vigilia de Pentecostés, cuando preguntó a fieles y especialmente a los miembros de la Renovación Carismática: “¿cómo queremos salir de esta pandemia? ¿Mejor o peor?” Jean-Luc añadió: “… para eso nos abrimos al Espíritu Santo: para que transforme nuestro corazón y nos ayude a salir mejor“.

Con las bendiciones de Dios derramadas en el evento, Katia Roldi Zavaris en su mensaje final enfatizó “… durante este evento todos fuimos abrumados por una gran ola del amor de Cristo que nos unió y esta gran ola debe llegar a toda la ‘humanidad ”. Y añadió:“ Los campos están maduros, listos para la siega, esperando que nosotros, los obreros de esta mies, unidos, cosechemos todas las almas para el Señor. ”¡Y el tiempo es ahora! ¡Ha llegado el momento! ! “

El encuentro finalizó con el Ángelus, donde se presentó la Oración a María, Madre de la Unidad, nacida del deseo de rezar pidiendo la intercesión de Nuestra Señora, ya que el encuentro se construyó en torno a la unidad, que es uno de los pilares de CHARIS.

María, Madre de la Unidad, “llena nuestro corazón de amor y alegría para que podamos anunciar a Cristo y su sabiduría divina escondida en la Cruz“.

 

ORACIÓN A LA MADRE DE LA UNIDAD

Oh María, madre de la unidad, enséñanos siempre a cruzar caminos y construir puentes que nos lleven a la verdadera unidad. Intercede ante el Padre para llevar el bautismo en el Espíritu Santo a todas las personas que buscan a Dios de diferentes maneras y quieren amarlo y servirlo. Llena nuestro corazón de amor y alegría para anunciar a todos a Cristo y su sabiduría divina escondida en la cruz. Muéstranos siempre el camino seguro, de la caridad y la humildad, al servicio de los más necesitados. Guíanos, Madre, a ser uno, así como tu Hijo amado y el Padre son uno, para que un día todos podamos disfrutar de las alegrías eternas. Amén.