El 52º Congreso Eucarístico Internacional se celebra en Budapest, CHARIS se une a este evento con la oración.

 

La corriente de la gracia está presente en el Congreso a través de algunos hermanos carismáticos del mundo

 

La Renovación Carismática es una corriente de gracia en el corazón de la Iglesia. Esto se ha confirmado una vez más en Budapest, donde se está celebrando el Congreso Eucarístico, que está marcado por una importante presencia de representantes de la Renovación Carismática Católica, tanto como ponentes que dieron su testimonio o animaron talleres, como en las personas que están ayudando en el servicio del Congreso.

Esta presencia no es sorprendente. De hecho, existe un estrecho vínculo entre la Eucaristía y el Espíritu Santo. Toda Eucaristía es un milagro del Espíritu Santo, porque es por su acción que el pan y el vino se convierten en el cuerpo y la sangre de Cristo. La presencia de los conferenciantes carismáticos contribuyó a subrayar esto y a hacernos comprender que cada Eucaristía es un nuevo Pentecostés si queremos ser transformados por su presencia viva.

El congreso no sólo se celebró en un recinto ferial. Los participantes también salieron a las plazas para evangelizar por toda la ciudad, porque la Eucaristía es también la fuente de la misión. Esta misión se apoya en el ejercicio de los carismas. Por ello, la Iglesia de Budapest también organiza evangelizaciones en la calle, donde los carismas fueron bien recibidos. Mary Healy y Damian Stayne pudieron dirigir momentos de oración de sanación en la calle, apoyados por varios hermanos y hermanas y la Renovación Carismática local.

Algunos de los ponentes destacaron también la dimensión social de la Eucaristía: la comunión no es sólo comunión con el cuerpo de Cristo, sino también comunión entre nosotros. Por eso, la Eucaristía nos impulsa también a salir de nuestras iglesias para amar y servir a los pobres. Este es también el lugar donde se encuentra el Espíritu Santo.

 

Jean-Luc Moens

Comunidad del Emmanuel

 

 

Siga el programa oficial aquí

 

 

Acompañemos con la oración al Papa Francisco en su viaje a Hungría y Eslovaquia

Lea aquí